• Jorge David Chapas

Fusionismo (1)

¡Sin gobierno limitado una sociedad virtuosa es imposible!



A partir de esta columna me propongo dar a conocer un concepto desconocido para muchos guatemaltecos, pero que considero de vital importancia aprender y aplicar si queremos una Guatemala en paz y con prosperidad. Me refiero al “fusionismo”.


El fusionismo es una doctrina y una estrategia política. Como doctrina, es un conjunto de ideas que propone la fusión de las dos alas de la derecha, hoy separadas y opuestas: el liberalismo económico y el conservadurismo moral y político. ¿Qué significa eso? Liberalismo económico es “libertad” para producir, comprar, vender, heredar. Es libertad individual con responsabilidad. El conservadurismo moral y político implica preservar los valores e instituciones, generalmente cristianas, que hacen virtuosa a una sociedad, a saber: la vida, el matrimonio, la familia, la propiedad privada, el orden, la justicia y la democracia liberal.


Un fusionista entiende que el liberalismo económico depende del conservadurismo moral y político, y viceversa. Ambos se refuerzan mutuamente. Comprende también que ese orden social es posible solo bajo un sistema de “gobierno limitado”, limitado a sus tres únicas y naturales funciones: seguridad, justicia y obras públicas. En tanto los gobiernos, nacional y municipales, se limiten a ello habrá libertades que ejercer, y al hacerlo la tendencia será la de preservar los valores morales.


Un fusionista es pues, aquel hombre o mujer que valora su vida y su familia; que trabaja por ella arduamente y que anhela libertades económicas y un irrestricto respeto a la propiedad privada, por tanto, alguien que impulsa pacífica e inteligentemente un sistema de gobierno limitado. En otras palabras, fusionismo es liberalismo clásico. Y tú, ¿eres fusionista? Escríbeme y no te pierdas mis próximas columnas. ¡Conoce más aquí!

122 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo