top of page

San Pedro Yepocapa

¡Reflexivo y proactivo Triduo Pascual!


En días como hoy, hace 23 años, los jóvenes católicos de Encuentros de Promoción Juvenil (emproístas) andábamos de misión en las aldeas de San Pedro Yepocapa, Chimaltenango. Misionábamos desde Miércoles Santo a Domingo de Resurrección.



Crédito: arquidiocesisdesololachimaltenango. blogspot . com


Un año fui enviado a una aldea muy pobre. No recuerdo si fue Panimache, La Estrellita o Quisaché. No tenía caminos asfaltados, drenajes ni agua potable; energía sólo en calles principales. La mayoría de sus habitantes eran agricultores. Había una pequeña tienda en el centro y una iglesia católica. Recuerdo haber dormido en la parte trasera de aquella iglesia y haber sido sorprendido a media noche con el estruendo de las erupciones del Volcán de Fuego.


Visitamos enfermos, compartimos con hombres y mujeres adultos, jugamos con los niños y conversamos con los jóvenes. Comimos con ellos, celebramos la liturgia, leímos La Biblia y ofrecimos palabras de esperanza en aquellos parajes de olvido y miseria.


No he vuelto desde entonces, pero es probable que todo siga igual, o peor. Hoy comprendo que aquella humilde gente necesita, además de palabras de esperanza, un proyecto político serio, de derecha buena, que se proponga la transición al capitalismo popular. ¡Una renovada y auténtica misión cristiana!


A las puertas del Triduo Pascual, que la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo signifique cambios de actitud y acciones concretas dirigidas a establecer “el Reino de Dios y su Justicia” (Mateo 6, 33), entendiendo por “Reino” el orden social sujeto a los principios éticos, jurídicos, económicos y políticos enseñados en La Biblia. Si los cristianos no somos “sal y luz del mundo” en esa dirección, los habitantes de San Pedro Yepocapa y de tantas aldeas pobres en nuestro país seguirán sin conocer al Dios Verdadero. Conoce más aquí.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page