• Jorge David Chapas

Plurinacional-socialismo

¡Alerta: La izquierda guatemalteca le apuesta al “punto Chile”!


Las izquierdas han sido más audaces que la derecha convencional en Guatemala, casi siempre. ¡Mis felicitaciones! Desde 2015 vienen planteando clara y frontalmente la necesidad de una reforma profunda al Estado, al sistema político y económico, mediante una “asamblea constituyente popular y plurinacional”.


El “plurinacionalismo” es una doctrina que supone el reconocimiento de los derechos colectivos de los pueblos indígenas y la aplicación del “pluralismo” jurídico, es decir, la coexistencia de dos o más sistemas jurídicos dentro de un Estado. “Autonomía”, “libre determinación”, “economía plural del buen vivir”, “educación y salud intercultural”, “nuevas relaciones de género” y “armonía con la madre naturaleza”, son algunas de las propuestas y consignas.


Esta propuesta busca profundizar aún más el socialismo predominante en Guatemala y dividirnos. Un socialismo que, además de continuar desvalorizando la propiedad privada, el cristianismo y la familia, ahora impulsa el “indigenismo” o racismo antimestizo, tan absurdo y repugnante como el racismo mestizo, el ecologismo irracional y la ideología de género. ¡La agenda es el plurinacional-socialismo!


La gente de bien, normal y con una identidad clara de ser guatemaltecos, no debemos caer en la trampa de los enfrentamientos. Trabajemos por coexistir civilizadamente, aceptando nuestras diferencias y procurando un sistema político y económico que, ciertamente, elimine finalmente todos los privilegios, otorgue autonomía legal, funcional y fiscal a los municipios, en el marco de una Constitución que consagre la igualdad de derechos, y aplique un sistema de justicia centrado en resarcir el daño a la víctima. Ese sistema es el capitalismo, bien entendido, y para transitar a él sin duda necesitamos una reforma constitucional.




Crédito fotografía: Oliver de Ros / Gilberto Escobar.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo