top of page

Pena de muerte

Actualizado: 12 jun 2023

Hace poco me preguntaron ¿no es incongruente apoyar la pena de muerte si defendemos la vida? Y la respuesta es: depende del sistema.


Como liberales clásicos creemos en tres derechos fundamentales e inalienables: la vida, la libertad y la propiedad. El gobierno se constituye para defender únicamente estos tres derechos. Esta defensa es la única razón por

la que se le da el monopolio de la fuerza. Y la justicia reside en aplicar penas en proporción

al derecho violentado.


Por eso la magnitud de la pena aumenta en el orden inverso de esos derechos. A saber, una multa es una pena leve, la cárcel una pena intermedia y la pena de muerte se constituye en la pena máxima. Así también la pena por violentar la propiedad (robo, hurto, extorsión, impuestos excesivos, coimas, etc.) debe ser la restitución de la

propiedad más una multa; la pena por violentar la libertad (secuestro, obstrucción de carreteras, cuarentenas innecesarias, entorpecimiento del libre comercio, etc.) debe ser cárcel y en concordancia a la magnitud del daño causado; la pena por violentar la vida (asesinato, aborto, genocidio, negligencia, etc.) siempre y cuando haya premeditación, alevosía y ventaja, debe ser la pena de muerte.


Todo esto en el marco de un sistema de gobierno limitado, donde el gobierno se dedica únicamente a prestar servicios de seguridad, justicia y algunas obras de infraestructura. En el sistema que tenemos actualmente, sería

muy perjudicial implementar la pena de muerte, pues no tenemos certeza jurídica, ni justicia resarcitoria, la corrupción está desbordada, y abundan los privilegios, o sea, no hay igualdad ante la ley.


En este sistema la aplicación de la pena de muerte da vía libre para que los privilegiados aumenten su poder y amedrenten a cualquier opositor. Necesitamos urgentemente un sistema que promueva el orden, la justicia y la libertad; por eso es necesario un cambio de sistema.


Salir de este sistema perverso de privilegios para transitar a uno que promueva igualdad ante la ley. Sólo en un sistema verdaderamente justo es beneficiosa la pena de muerte.


Conoce más aquí.

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page