• Jorge David Chapas

Ley de insolvencias: contra la vida y la familia

¡Capitalismo liberal para panaderos y “mipymes”...para todos!


Foto: Congreso de la República de Guatemala (www.congreso.gob.gt).

La panadería de mi barrio se encuentra en graves problemas, como la mayoría de negocios pequeños en Guatemala. Su propietario, panadero experto, me cuenta con pesar que todas las materias primas han subido de precio: harinas, manteca, aceites y recientemente el azúcar. De tal cuenta él debió subir el precio del pan y ahora muchas familias que vivimos cerca debimos, o consumir menos, o subir el precio de nuestros productos o servicios que vendemos en el mercado. ¡Hoy todo está más caro!

Lamentablemente, el sistema estatista que prevalece, bajo la dirección de las izquierdas y de una falsa derecha, lo único que logra es profundizar la tragedia. Como ejemplo, esta semana han aprobado dos decretos legislativos: la ley de “insolvencias” y la ley que declara el 9 de marzo día por la vida y la familia. ¡Vaya incongruencia política!

La ley de insolvencias es una ley especial, que supone reactivar la economía y ayudar a las micro, medianas y pequeñas empresas (mipymes). Pero facilitar el acceso al crédito, evitar la quiebra de las empresas, favorecer al deudor y evitar el despido masivo de trabajadores, no se logra por decreto, puesto que son fenómenos sujetos a las leyes naturales del mercado. De hecho, fenómenos como la quiebra natural tienen una función social: redirigir los recursos de sectores menos productivos a sectores más productivos. ¡Esta ley especial es costosa, inútil y perjudica la vida y a la familia!

Proteger de forma auténtica, completa y congruente la vida y la familia, de panaderos, de “mipymes” y de todos en general, exige abandonar el sistema estatista y transitar al capitalismo liberal. Ello requiere derogar las leyes especiales y aplicar cinco reformas liberales. Esa es, de hecho, la propuesta fusionista. Escríbeme si quieres conocerla.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo