top of page

Jorge Ubico

"Cuídense de los comunistas y cachurecos”.


Foto: Jorge Palmieri.



Con mucha nostalgia la gente que hoy roza los 80 o 90 años recuerda de cerca aquellos tiempos en los que se respiraba paz en Guatemala. Era la década de los 30, 1931 para ser exactos, cuando fue electo el General Jorge Ubico Castañeda como presidente del país. Sus logros aún se recuerdan. Y no es para menos: seguridad ciudadana, infraestructura y sanas finanzas públicas fueron parte de su legado.


Jorge Ubico fue el último de los liberales. Un militar y político que, como producto de las ideas de su época, fue un dictador, un dictador de derechas. Como tal y no sin errores, ofreció a los ciudadanos de su época un sistema muy cercano al Gobierno Limitado.


La Guatemala de sus tiempos creció a un ritmo promedio del 10.9 % anual, o sea, los ciudadanos tenían 10,9 % más de bienes y servicios cada año. La obra pública que construyó aún se conserva en pie, de buena calidad y con alto valor estético (véase el Palacio Nacional, el Palacio Legislativo, el Puente Tamasulapa y el Edificio de Correos). Su política fiscal y monetaria fueron sencillamente impresionantes: redujo salarios a funcionarios públicos, ganando su apoyo político con pagos en dinero metálico; no imprimió dinero a capricho, evitando la inflación (subida de precios) y; fue el primer y último presidente en la historia que pagó la deuda pública.


En estos días que emergen candidatos de caricatura (fanáticos comentaristas de futbol y presentadoras de televisión) es oportuno tener presente a los políticos de antaño, sobre quienes vendré escribiendo de manera frecuente. Por ahora, sigue pensando muy bien tu voto, no sin considerar la abstención, el voto nulo o el voto en blanco, pues en estas condiciones, es lo más prudente y sensato. ¡Tus hijos y nietos seguro felicitarán tu no complicidad en el desastre!

Conoce más aquí.

109 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page