top of page

Gobernadores


El triple federalismo es la propuesta de la derecha buena.


Actualmente la Constitución Política, en su Régimen Administrativo, establece la forma de nombrar “gobernadores”. “El gobierno de los departamentos, reza el artículo 227, estará a cargo de un gobernador nombrado por el Presidente de la República”. Me parece que éste es un régimen que debe cambiar radicalmente, en orden a lograr prosperidad verdadera y pronta en nuestros departamentos. ¿Qué debe cambiar?


Un texto constitucional de signo liberal clásico debería establecer lo siguiente con respecto al régimen administrativo: “Los departamentos eligen sus gobernadores, sus legisladores y demás funcionarios de departamentos, sin intervención del gobierno nacional”. Reemplazar el nombramiento de gobernadores, como está por hacerlo el Presidente Arévalo, por su elección democrática permitirá que los gobernadores tengan mayor poder, recursos, legitimidad y posibilidad de rendición de cuentas, en orden a dar buenos resultados.



Este radical cambio supone una visión “federal” del Estado. Ello significa que los departamentos deben conservar todo el poder que no necesariamente delegan expresamente a la República; significa que los departamentos deben darse sus propias instituciones legales, funcionales y fiscales (triple federalismo), incluida una propia Constitución departamental, la cual no debe alterar ni contradecir los principios fundamentales de la Constitución general del Estado. ¡A un régimen administrativo como este debemos aspirar!


Mientras prevalezca una visión centralizada y colmada de incentivos perversos por lo ilimitado del gobierno en atribuciones, poderes y recursos, nada cambiará en Retalhuleu, Zacapa o Quiché. ¡Ni en el resto de nuestros bellos departamentos! Conoce la propuesta de un Estado federativo del Partido Fusionista aquí.






Fotografía: prensalibre . com

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page