top of page

El Congreso 2024-2028


¿Una nueva primavera?


Mientras las clases medias y altas, capitalinas, de izquierdas verdes, centro y derecha mala, digitales todas, caen en la trampa de la politiquería, o sea, de los tantos distractores como la judicialización de la política, la corrupción, el fraude electoral y los ataques personales del tipo “¡Consuelo Porras fuera!” o “Arévalo tiene una hija homesexual”, el socialismo se prepara para embestir con fuerza.


¿Desde dónde? Desde el Congreso de la República. Es ahí dónde nacen o mueren las leyes, y son las leyes vigentes las que darán el rumbo al próximo Ejecutivo, el cual, sin menoscabo de su iniciativa de ley y del inevitable incremento de leyes malas, hará de Guatemala un país más invivible. Un país donde el incremento de precios, las malas carreteras, las extorsiones y la pésima educación, por mencionar sólo algunos de nuestros ya diarios padecimientos, nos hará más difícil la existencia.


De los diputados recién electos, da igual quienes sean nuevos o reelectos. Lo importante es su ideología pues de ella derivará su agenda política. De los 160 diputados 144 son de izquierda dura, blanda o centro izquierda. ¿Qué de bueno podría venir de ellos y sus bancadas? Los restantes 16 son derecha mala, por mercantilista e incompleta, tal vez pro vida y pro familia, pero estatistas en economía y reacios a la transición al capitalismo mediante la derogación de las leyes malas y las reformas liberales profundas y de shock.


Así las cosas, no deposites esperanza en la X Legislatura que nada bueno augura. Y mucho menos te distraigas con la elección del Ejecutivo que poca trascendencia tendrá. Vota nulo, en blanco o abstente de votar, y acto seguido, conoce y apoya el proyecto Fusionista, la derecha buena que propone la transición al capitalismo mediante la derogación de las malas leyes. Conoce más aquí.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page