• Jorge David Chapas

Crisis migratoria


¡Y lo único que puede evitar que se separen nuestras familias!



Mbappé ha decidido quedarse en el PSG y rechazar la oportunidad de jugar en el Real Madrid. Él visualizó una mejor oportunidad en su país, Francia, y por ello decidió no salir. Tristemente, millones de guatemaltecos y latinoamericanos no podemos esperar mejores oportunidades en nuestros países, por eso migramos.


El miércoles este medio informaba de la muerte de una mujer guatemalteca que falleciera luego de ser abandonada por los coyotes cuando cruzaba el desierto de Arizona. Las tragedias al igual que las cifras de migración y retornados son alarmantes. Del 1 de enero al 23 de mayo de 2022 han sido retornados 39,528 guatemaltecos, de Estados Unidos y México, por la vía terrestre y aérea; de ellos, 6,742 son menores de edad, y de estos, 3,286 menores no acompañados. ¡Eso es verdaderamente trágico!


La migración irregular, la que es motivada por extremas necesidades económicas, es el signo más evidente del fracaso de nuestros países. La solución a este problema es el cambio de nuestro sistema político y económico. Transitar al capitalismo liberal es urgente si no queremos seguir escuchando desgarradoras historias de niños, mujeres y hombres que mueren en el intento de conseguir un empleo o alcanzar un sueño.


La transición al capitalismo debe ser radical, completa y, en palabras del transitólogo Fredo Arias-King, mediante “terapia express”, de golpe. Para ello se necesitan élites convencidas, liderazgos locales, una clase popular informada y anuente al cambio; y de un partido político de derecha auténtica, con un programa de cambio de sistema y recursos económicos suficientes. Sin ello es imposible crear las oportunidades que los hoy migrantes y retornados necesitan; es imposible crear las condiciones de seguridad, educación y desarrollo que nuestros niños merecen.





Créditos fotografía: elPeriodico de Guatemala.

73 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo