• Jorge David Chapas

Cambiemos el plan de juego

¡Los subsidios son inmorales y nos dañan en el largo plazo!


Este Real Madrid y el Liverpool practican un futbol altamente ofensivo, de presión en salida y muy vertical. Son equipos que no se conforman con defenderse bien, atajar los pelotazos del rival y lanzar contragolpes. Hoy utilizaré esta analogía para poner en evidencia el juego puramente defensivo que emplea la derecha mala guatemalteca.

Sirva de ejemplo tres coyunturas, dos capitalinas y de poca importancia para el guatemalteco de a pie y otra de gran interés para la mayoría de la población: la designación de Consuelo Porras para un nuevo período al frente del MP; la elección de Walter Mazariegos como rector de USAC, evitando que fuese Jordán Rodas, representante de la izquierda y; la ampliación del programa de subsidios a los combustibles, aprobado hace dos días por el Congreso.

¡Dejemos de atajar pelotazos! Ni Consuelo Porras reducirá la corrupción, ni Walter Mazariegos mejorará la educación superior, ni los subsidios bajarán sostenidamente los precios de los productos que consumimos. Para que ello ocurra debemos cambiar el plan de juego y aplicar políticas públicas que vayan a la raíz de los problemas: cerrar dependencias del Estado para reducir las oportunidades de corrupción; devolver la educación superior a docentes y estudiantes; y eliminar todos los inmorales impuestos, dejando uno solo, destinado a las únicas tres funciones de los gobiernos: seguridad, justicia y obra pública. ¡Con dinero de verdad, respaldado en oro!

En síntesis, tres tiros al arco enemigo: privatizar, desregular y abrir los mercados a la competencia. Procuremos activar en aquellos movimientos de derecha buena que proponen cambiar el sistema y transitar al capitalismo liberal. Eso es cambiar el plan de juego, presionar en salida y encajar goles al socialismo y mercantilismo predominantes.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo