• Jorge David Chapas

¿Cómo ganar el Balón de oro?

Retornando al patrón oro: penúltimo tiro al arco enemigo



Terminó la espera: Messi ha ganado su séptimo “balón de oro”, confirmando su hegemonía como mejor futbolista del mundo y tal vez, de todos los tiempos. Desde 1956 nadie ha ganado el trofeo tantas veces como él. Y a propósito del trofeo: está hecho de latón, pirita, cera y oro fino. Pesa unas 16 libras y tiene un valor estimado de cuatro mil dólares. Hablemos hoy pues de “oro”.


Dani Fernández, economista, ha desarrollado con claridad una serie de doce videos sobre la historia monetaria de Guatemala. Desde el período precolombino, cuando el medio de pago principal era el cacao, hasta la deuda de 10 mil millones de quetzales que el Ejecutivo acumula a la fecha al Banguat. Aconsejo enseñar esta historia a nuestros hijos para mostrarles por qué hoy estamos como estamos.


Hoy en día nuestro dinero no tiene respaldo metálico, como lo era hasta 1971, cuando el entonces presidente de los EE.UU., Richard Nixon, anunciara la desvinculación del dólar con el oro. Este es un hito que marcaría la decadencia del dinero en el mundo, pues desde entonces nuestro dinero es fiduciario, es decir, basado únicamente en la confianza que ofrece el gobierno a través de su banca central.


El dinero de verdad, por milenios, siempre ha tenido un valor intrínseco (propio) y el oro siempre había sido considerado el metal más valioso como medio de pago. Para que nuestro “quetzal” tenga mayor poder de compra, para que podamos comprar más con menos, debemos retornar al “patrón oro” y abandonar el “patrón dólar”. Esa audaz e impostergable reforma monetaria debe complementarse con el cierre del Banco de Guatemala como “banco central” y con él abandonar otras malas instituciones financieras como el “encaje legal” o sistema de reserva fraccionaria. ¡Como Messi, seamos los mejores del mundo! ¡Conoce más aquí!

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo